Nicaragua

 

  • ‘No abandonaremos nuestra lucha; las empresas y gobiernos que invierten en proyectos extractivos deben saber que se están comprando un problema’

     

    English

    Medardo Mairena Sequeira HRC

    CIVICUS conversa con Medardo Mairena Sequeira,Coordinador del Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, un movimiento social organizado en oposición al proyecto de construcción del Canal Interoceánico en Nicaragua. En septiembre de 2017 Medardo Mairena integró la delegación de CIVICUS en el 36ª período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y participó como orador en un evento paralelo sobre las restricciones del espacio cívico que enfrentan los movimientos indígenas y ambientalistas en todo el mundo.

    1. ¿Cuáles son las razones de la movilización contra el proyecto del Canal Interoceánico? ¿Qué consecuencias tendría la construcción del canal?

    La concesión para construir y operar el canal por 50 años, prorrogables por 50 más, fue entregada en junio de 2013 a la empresa china HKND (Hong Kong Nicaragua Canal Development Investment Company). Fue otorgada mediante la Ley 840, conocida como “ley canalera”.

    El canal tendría unos 500 metros de ancho y 30 metros de profundidad, un área restringida de 10 kilómetros a ambos lados y 278 kilómetros de largo. Además incluiría un lago artificial de 400 kilómetros cuadrados y otro lago para una central hidroeléctrica, más aeropuerto y cantidades de comercios que ocuparían enormes extensiones de territorio.

    Se estima que los desplazados, es decir los afectados directos, serían más de 350 mil personas. Muchas más serían afectadas de manera indirecta, ya que los desplazados tendríamos un impacto allí donde nos moviéramos: tendríamos que ocupar otras propiedades, dado que ya no existen en Nicaragua tierras libres adonde pudiéramos ser reubicados, pese a lo que ha dicho el gobierno en algunas ocasiones.

    Las tierras que atravesaría el canal son las mejores tierras de Nicaragua: tienen agua, se pueden cultivar, y es donde vivimos los campesinos. El canal también atravesaría y arruinaría el Lago Cocibolca, que es el único reservorio de agua dulce que tenemos no solo en Nicaragua sino en toda Centroamérica. La contaminación de estas aguas es la muerte, porque miles de hermanos toman agua de ese lago.

    Yo vivo en una zona que está en el camino proyectado para el canal. Estoy en Punta Gorda, cerca de un territorio indígena y de la Reserva Indio Maíz, la Reserva Natural Punta Gorda, los humedales de San Miguelito y el Refugio de Vida Silvestre Río San Juan. Somos vecinos y tenemos muy buena relación con los hermanos indígenas, y al igual que a ellos nadie nos ha consultado. No nos han preguntado si estamos de acuerdo en vender, arrendar o entregar nuestras tierras. En los cuatro años desde que se vendió la concesión, el gobierno aun nunca ha pedido la opinión de los afectados directos. Todo lo que ha hecho es militarizar la zona, poner cantidades de militares y policías que reprimen al pueblo. Así, en la franja canalera encuentras campesinos humildes que han sido intimidados e incluso sufrido torturas.

    MedardoSequeira2Pero tenemos una posición muy firme: no entregaremos nuestras propiedades ni aceptaremos la destrucción que el canal causaría en el medio ambiente, y en cambio exigimos la derogación de la Ley 840. El artículo 12 de la ley dice que “es de interés público del pueblo de la República de Nicaragua la expropiación de cualquier bien inmueble o derecho sobre un bien inmueble que sea razonablemente necesario para efectuar todo o una parte de El Proyecto”. Pero obviamente no es en nuestro interés que nos quiten nuestras propiedades para que el gobierno pueda hacer sus negocios con los chinos.

    2. ¿Qué acciones realiza el movimiento anti-canal para exigir la derogación de la ley?

    Hemos hecho más de 90 marchas en diversos lugares del país, y seis marchas nacionales. Las marchas locales han tenido siempre entre 3000 y 7000 personas, mientras que las nacionales han juntado desde 18 mil hasta 30 mil.

    Además de marchar, trabajamos continuamente para dar a conocer la ley canalera. Hacemos foros en municipios, comarcas y distritos para explicarle a la gente la situación y nuestra lucha. Sucede que esta ley se hizo a espaldas del pueblo, y por eso la mayoría de los nicaragüenses no sabe lo que significa ni cómo los amenaza. A partir de los foros ellos han sentido la necesidad de organizarse, y así es como ha avanzado el movimiento.

    También hemos seguido todo el procedimiento legal que establece nuestra Constitución política para las iniciativas ciudadanas. La Constitución de Nicaragua dice que con las firmas de por lo menos 5000 ciudadanos se puede presentar una iniciativa ya sea para derogar una ley o para proponer una nueva. En abril de 2016 llevamos a la Asamblea Nacional un petitorio para derogar la ley canalera que tenía más de 28 mil firmas, pero la Asamblea se declaró incompetente diciendo que no tenía atribuciones porque la ley canalera tenía rango constitucional, y que por lo tanto no podía derogarla. Pero nosotros tenemos claro que los diputados están autorizados para hacer y deshacer, así que presentamos un recurso de revisión, pero este fue enseguida rechazado. Así que siguiendo los pasos que indica la Constitución presentamos un recurso de amparo ante la Corte Suprema de Justicia. Al cabo de ocho meses La Corte Suprema también falló en contra de nosotros los campesinos, violando así nuestros derechos constitucionales. Una vez que agotamos todas las vías legales en Nicaragua, demandamos al Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington por violación de nuestros derechos humanos.

    El gobierno dice que el proyecto del canal es apoyado por la mayoría de los nicaragüenses, pero esto no es cierto. Esto se evidencia en la cantidad de gente que se ha unido a nosotros pese a que no contamos con recursos económicos para movilizarnos. Con los pocos recursos que tenemos hemos hecho enormes movilizaciones, y si tuviéramos más recursos quedaría claramente en evidencia que la realidad es exactamente la contraria de lo que el gobierno está diciendo.

    El gobierno no nos escucha, al punto que después de cuatro años de lucha todavía no nos reconoce como organización, pese a que hemos liderado grandes movilizaciones. Y de remate, acaba de reestructurar la ley para poder explotar los recursos naturales sin siquiera hacer estudios de impacto ambiental. Para la construcción del canal nunca pudo presentar ningún estudio de impacto ambiental ni socioeconómico, porque ha manejado todo a escondidas: hizo la ley, vendió nuestras tierras a un empresario y luego quiso justificarlo con supuestos estudios. Pero como no tiene los estudios que necesita, porque todos los estudios dicen exactamente lo contrario, finalmente modificó la ley y ahora puede construir sin hacer un estudio de impacto ambiental, lo cual es una violación más de nuestros derechos constitucionales.

    3. ¿Han tenido libertad para movilizarse contra el canal?

    Hemos encontrado muchos obstáculos para movilizarnos y hemos sido muchas veces reprimidos; por ejemplo el 29 de noviembre de 2016 intentamos hacer una marcha nacional y tuvimos que suspenderla ante la represión de la policía y el Ejército. Desde el día anterior el gobierno puso obstáculos en los caminos, organizó retenes y requisó vehículos en todas las entradas y salidas a la capital. Los manifestantes que intentaban llegar a Managua fueron atacados por la policía antimotines. Hubo infiltraciones, provocaciones y violencia; varios campesinos fueron heridos; uno de ellos, que tuvo heridas graves, sigue mal, ya ha tenido dos operaciones.

    La persecución y la criminalización son permanentes. La represión es cada día más fuerte y nuestras familias sufren. Cuando salimos de la casa los hijos piensan que algo nos puede pasar, porque el gobierno es capaz de cualquier cosa con tal de mantenerse en el poder, desde intimidar hasta asesinar. Algunos líderes que han luchado contra el régimen hoy están muertos, y nunca se ha sabido porqué, cómo ni por quién. La impunidad es total.

    4. Usted no solía dedicarse a la política. ¿Cómo llegó a liderar esta lucha?

    Nosotros nos organizamos por necesidad, porque los campesinos nos dedicamos a trabajar la tierra y no estamos acostumbrados a andar en estas cosas. Los que hemos emprendido esta lucha somos campesinos: es decir, somos autónomos, no dependemos de nadie más que de nosotros mismos. Nos organizamos por nuestros propios medios, aunque las organizaciones de derechos humanos nos han apoyado y ahora que hemos presentado nuestra demanda esperamos también el respaldo de la CIDH.

    5. ¿El movimiento anti-canal mantiene vínculos con otros movimientos sociales que también están siendo atacados y reprimidos?

    Hemos estado en contacto con otros movimientos y hemos tratado de hacer alianzas para fortalecernos. De hecho, el proyecto del canal se coloca en el marco de un modelo extractivista más amplio, que requiere de la entrega de grandes cantidades de tierras y trae mucha destrucción. Los movimientos que oponen resistencia contra la minería o la siembra de monocultivos y las comunidades indígenas que defienden sus territorios están en la misma situación que nosotros, ya que son amenazados por las mismas leyes que los exponen a la expropiación, y son reprimidos por el mismo gobierno.

    El gobierno hace negocios con proyectos extractivistas entregando concesiones sin consultar ni con las comunidades indígenas – no se han hecho las consultas previas, libres e informadas que exige la ley – ni con nosotros los campesinos. El gobierno solo quiere seguir enriqueciéndose para mantenerse en el poder. El proyecto del canal es tan innecesario que cabe pensar en las peores motivaciones: por ejemplo, que se busca dar movilidad sin controles a negocios oscuros, incluso ilícitos. Nosotros no estamos en contra del progreso, pero el progreso puede y debe ser amigable con el medio ambiente y respetuoso de los derechos humanos.

    6. Usted sufrió recientemente una instancia de criminalización. ¿Nos puede contar qué pasó?

    Yo había viajado a Costa Rica porque tenía a mi hijo enfermo allá; estuve cinco días hospitalizado con él. Cuando venía de regreso para Nicaragua, visé mi pasaporte en Costa Rica, pagué los impuestos, pasé la frontera, y luego del lado nicaragüense me sellaron el pasaporte, me requisaron la mochila como de costumbre – todo normal. Y cuando ya estaba por volver a abordar el bus me alcanzó alguien de Migraciones de Nicaragua para decirme que querían hablar conmigo. Llegaron dos antimotines, me pusieron las esposas y me llevaron a empujones. Yo pregunté porqué me detenían, si tenían orden de captura, qué delitos se me imputaban, y pedí que me dejaran hacer una llamada telefónica a mi familia para que supieran que estaba siendo detenido, pero nunca me explicaron nada: solo me decían que querían hablar conmigo. Primero me tuvieron unas dos horas ahí en la frontera, y después llegó una patrulla de policía y me llevaron a la estación policial. Cuando les preguntaba cuál era mi delito me respondían que era una investigación y que la ley les daba facultades para detener a una persona por 48 horas para hacer averiguaciones. Yo les decía que yo no soy una persona desconocida ni ando escondido, y que si me hubieran dado una cita yo hubiera ido a la estación de policía para una entrevista si querían hablar conmigo; no era necesario que me pusieran las esposas o me encerraran.

    Me llevaron a una cárcel de Managua que es una cárcel de tortura. Gracias a Dios a mí no me torturaron físicamente, pero torturaron psicológicamente a mi familia, porque desde el momento en que me desaparecieron sin dejarme hacer una llamada, considero que fue un secuestro. Mientras tanto me estuvieron interrogando; me hicieron preguntas ilógicas, me tuvieron dos días detenido y al final cuando ya me iban a liberar me dijeron que los disculpara, que no tenía ningún delito, que tenía razón, que lo que les había dicho era cierto…

    Yo creo que intentan intimidarnos para que dejemos esta lucha. Pero estamos seguros de que es una lucha muy justa, de modo que vamos a seguir. En mi caso hubo mucha presión de organizaciones de derechos humanos que estuvieron preguntando por mi desaparición, de campesinos que ya se estaban movilizando en toda Nicaragua para protestar, algunos medios de comunicación, las redes sociales… esta presión ayudó mucho para que el caso saliera a la luz.

    7. ¿Qué clase de apoyo necesita el movimiento de parte de la comunidad internacional?

    Necesitamos espacio en los medios para divulgar nuestra lucha. Queremos que el mundo entero sepa lo que está ocurriendo en Nicaragua.

    Queremos mandar un mensaje a las empresas y gobiernos que pudieran estar interesados en invertir en el proyecto del canal interoceánico. Ellos deben saber que las tierras sobre las que se piensa construir el canal no son de Daniel Ortega sino de los nicaragüenses, y que los nicaragüenses, y sobre todo los campesinos, estamos organizados y tenemos una posición muy firme en defensa de nuestra tierra. Nosotros vivimos en el campo y esta es la única forma en que sabemos sobrevivir. No podemos ir a la ciudad; allí nadie nos espera. Antes que morir de hambre, preferimos morir defendiendo nuestras tierras.

    Las empresas y gobiernos interesados no deben malinvertir su dinero y el de sus pueblos. Tienen que saber que estamos firmes en esta lucha y que vamos a llevarla hasta el final, de modo que si tratan de invertir aquí se estarán comprando un problema.

    El espacio cívico en Nicaragua es clasificado en elCIVICUS Monitor en la categoría “obstruido”.

    Visite el perfil deFacebook del Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía.

     

  • Advocacy priorities at 42nd Session of UN Human Rights Council (September)

    The forty-second Session of the UN Human Rights Council will take place from 9 to 27 September.

    There are a variety of issues on the agenda this Session, both thematic and country-focused, and a number of human rights concerns that need to be addressed by the Council.

    One of the priorities for CIVICUS and its members is the ongoing human rights and humanitarian crisis in Sudan. Despite a deal reached between the military and protesters in August, peaceful protesters continued to be killed on an almost daily basis. We join calls from local and international civil society for the Council to take immediate action to investigate and monitor human rights violations as a first step towards accountability and justice. The country is rated as closed on the CIVICUS monitor, representing its total lack of civic space and freedoms.

    Saudi Arabi, also rated as closed, remains a serious ongoing concern as the country continues its decades-long clampdown on dissent, human rights activism and independent reporting. Women human rights defenders are still detained, and reportedly subjected to torture, for leading campaigns for women’s rights. In October 2018, Saudi journalist Jamal Khashoggi was extra-judicially murdered. CIVICUS, along with partners, will reiterate calls on the Council to establish a monitoring mechanism investigating human rights violations in the country and call for the immediate and unconditional release of the detained Saudi women human rights defenders and activists. Saudi Arabia is a member of the Human Rights Council. Members that flagrantly abuse human rights in their own territories undermine and delegitimise the work of the Council and should be held to higher standard of scrutiny.

    Cameroon, rated as ‘repressed’ in CIVICUS’s Monitor, continues to undergo a human rights crisis. In October 2016, protests in Cameroon’s two minority English-speaking regions, the North-West and South-West, triggered the country’s “Anglophone crisis.” Since then, the two regions have been embroiled in a cycle of violence and human rights violations and abuses committed by government forces and by separatist armed groups. Against this backdrop, space for civil society continues to be severely diminished, and we call on members of the Council to take constructive steps to address the situation.

    The Commission of Inquiry investigating human rights violations in Burundi will present its findings on the human rights situation in the country. We join calls for the HRC to renew the mandate of the Commission of Inquiry for a further year: with human rights violations ongoing, and 2020 elections approaching, ongoing scrutiny is crucial – particularly in the context of elections. Burundi is rates as ‘closed’ in CIVICUS’s Monitor, reflecting ongoing attacks on civil society members, human rights defenders and journalists.

    The Council’s spotlight will also fall on Cambodia when both the Special Rapporteur on Cambodia and the Office of the High Commissioner of Human Rights will deliver reports on the situation in the country. Civic space in Cambodia has been increasingly under attack – the country is rated as ‘repressed’ in CIVICUS’s monitor – and this Session will provide a crucial opportunity for the Council to strengthen its response to such attacks on fundamental freedoms, and other human rights violations. CIVICUS and our partners are calling for the Special Rapporteur’s mandate to be renewed, and for enhanced scrutiny of the country’s human rights obligations by the OHCHR.

    The UN’s High Commissioner for Human Rights will be reporting on the human rights crisis in Nicaragua, which the CIVICUS Monitor rates as ‘repressed’. Monitor findings show that freedom of expression, association and peaceful assembly continue to be seriously curtailed by the government. Local civil society organisations have been stripped of their legal status and of their assets, and human rights defenders and journalists are harassed. Nicaragua continues to block the return of international human rights bodies to the country, including the special mechanism of the Inter-American Commission on Human Rights and OHCHR. CIVICUS joins local and international partners calling for continued scrutiny of Nicaragua’s human rights situation.

    The Assistant Secretary General on reprisals will present a report the Council, and the resolution on reprisals will be presented for a vote to the Council members. We are calling on states to support a strong resolution which names specific examples of reprisals, including against CIVICUS members. This is a vital resolution because UN action is only possible with strong engagement from civil society on the ground, who not only provide information and analysis, but are on the front line of ensuring that human rights standards are respected by their own governments, and that violations are held to account.

    A resolution on arbitrary detention will also be presented to the Council. This is a critical issue in terms of civic space: civil society members worldwide continue to face arbitrary detention as a result of their work. As well as being a serious human rights violation in its own right, this also contributes to a chilling effect on other civil society actors and human rights defenders.

    CIVICUS and members’ events at the 42nd Session of the UN Human Rights Council:

    Civic space as an early warning system, 16 Sep, 1-2pm, Room IV

    This side event will explore the relationship between civic space crackdowns and broader human rights crises, with a view to discussing what potential early intervention from states and the Council could be taken on the basis of such attacks to elevate the Council’s preventative mandate and, ultimately, aim to stop countries spiraling into human rights crises.

    The continued silencing and imprisonment of Saudi women human rights defenders, 26 Sep, 9.30-10.30am, Room XXIV

    This panel will share the experiences of Saudi WHRDs and reflect on the reality they face in prison. Panelists, including Lina Al-Hathloul, the sister of detained human rights defender Loujain Al-Hathloul, will discuss the extent of the restrictions facing activists in Saudi Arabia and what further efforts can be taken internationally to ensure immediate release of WHRDs, including calling for a resolution from the UN Human Rights Council.

    Current council members:

    Afghanistan; Angola; Argentina; Australia; Austria; Bahamas; Bahrain; Bangladesh; Brazil; Bulgaria; Burkina Faso; Cameroon; Chile; China; Croatia; Cuba; Czechia; Democratic Republic of the Congo; Denmark; Egypt; Eritrea; Fiji; Hungary; Iceland; India; Iraq; Italy; Japan; Mexico; Nepal; Nigeria; Pakistan; Peru; Philippines; Qatar; Rwanda; Saudi Arabia; Senegal; Slovakia; Somalia; South Africa; Spain; Togo; Tunisia; Ukraine; United Kingdom of Great Britain and Northern Ireland; and Uruguay.

     

  • Carta desde la prisión: líder campesino nicaragüense, Medardo Mairena

    El líder campesino Medardo Mairena escribe una carta a los medios de comunicación desde la prisión 

    SOSNicaragua6

    Medardo Mairena Sequeira, es Coordinador del Consejo Nacional de Defensa de la Tierra, el Lago y la Soberanía y miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. Medardo es uno de los líderes del movimiento contra la construcción del Canal en Nicaragua, fue detenido el 13 de julio junto con el líder campesino Pedro Joaquín Mena Amador cuando planeaban abordar un avión a los Estados Unidos para participar en un evento de solidaridad con Nicaragua. Medardo y otros dos líderes campesinos, se enfrentan a cargos falsos que van desde terrorismo, asesinato, secuestros, robo agravado y obstrucción a los servicios públicos.


    Agradezco a Dios y a mi familia, al pueblo de Nicaragua, a los medios de comunicación independiente, a las comisiones de derechos humanos nacional e internacionales, a la Organización de Estados Americanos, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por no dejarnos solo al pueblo de Nicaragua.

    A todos mis amigos, amigas, a todo el pueblo en general, les pido que nos mantengamos unidos en oración en estos momentos difíciles para todos, por los presos políticos, que nos tienen detenidos injustamente solo por pensar diferente. El régimen de Ortega no es más que un cobarde, por eso nos detiene, por alzar nuestras voces por los que no pueden y por los que ya no están con nosotros.

    En el sistema penitenciario, en las cárceles estamos en máxima seguridad, las celdas están en malas condiciones, no hay luz, los servicios higiénicos están dañados, las ventanas que son para que entre aire las han cerrado. Nos tienen como si nos estuviéramos horneando en un horno y aislados de los demás presos. En esta modelo estamos los campesinos, en la 300, conocida como el “infiernillo”. Estamos 20 presos en las mismas condiciones. He estado enfermo igual que otros y no nos permiten que nos revise un médico. Gracias a Dios estoy mejorando, por el poder de Dios. Nada más aquí hay zancudos, cucarachas, alacranes, etc. No nos sacan de las celdas ni a tomar el sol. A mi amigo Pedro Mena le quitaron su tratamiento, ya que él padece de azúcar, de la presión. Él trae su tratamiento en su mochila y se tiene que tomar una pastilla diaria. Nos tratan inhumanamente.

    Insto al pueblo a seguir manifestándose pacíficamente, como siempre lo hemos hecho. Aunque no me vean, mi corazón está con ustedes, en las calles. Porque tenemos que exigir nuestra liberación, porque somos inocentes de lo que nos acusan. El día que sucedieron los hechos en Morito, nosotros estábamos en la marcha en Managua exigiendo que se reanudara el diálogo, ya que es la mejor salida pacífica a la crisis, porque pensamos como personas civilizadas, porque queremos justicia y democratización. No podemos olvidar a los que les arrebató la vida el régimen. Al menos mi familia todavía tiene la esperanza de verme pronto, pero las madres que perdieron a sus hijos no, y no las dejaremos solas.

    Atentamente,

    Medardo.

    Transcripción de la carta original


    CIVICUS ha pedido a las autoridades de Nicaragua que retiren todos los cargos contra Medardo Mairena, Pedro Joaquín Mena y Víctor Manuel Díaz y los liberen en condiciones de seguridad. CIVICUS también pide la liberación de todos los líderes rurales, estudiantes y activistas actualmente detenidos por ejercer su derecho a la protesta.

    Nicaragua ha sido añadida al listado de países del "watchlist" que están sufriendo una alarmante escalada de amenazas contra las libertades fundamentales. Este listado es recopilado por el CIVICUS Monitor, una plataforma online que evalúa las amenazas a las que se enfrenta la sociedad civil por todo el mundo. 

     

     

  • CIVICUS urges the Nicaraguan Government to make Civil Society its partner in development

    27 January 2009. Johannesburg, South Africa


    A fact-finding cum solidarity mission to Nicaragua undertaken by CIVICUS with the support of its members, the Coordinadora Civil (CC) and the Red Nicaraguense por la Democracia y el Desarrollo Local (RNDDL), has found evidence of pressure being applied by the authorities on independent civil society groups. Nevertheless, talks with officials have been positive raising hopes for better government-civil society relations.

    The mandate of the mission included: (i) expressing solidarity with civil society groups in Nicaragua who have had to contend with decreasing space to carry out their legitimate activities through 2008-2009 and, (ii) persuading the authorities to protect civil and political freedoms in the country, particularly the right to express democratic dissent.

    The mission members met with a number of civil society groups, including members of the women's movement who have had to face restrictions in recent times as well as parliamentarians and government officials. The mission noted the positive strides made by the government in providing health care and education resulting in an increase in the overall literacy rate.

    The mission observed that although government-civil society relations at the municipal level were often quite good, there were some outstanding issues in need of redress at the national level. Notably, the mission welcomed the willingness of parliamentarians and government officials to consider the concerns communicated to them by national civil society groups.

    The following are the major areas of concern:
    (a) launch of motivated prosecutions against activists expressing dissent against official policies, (b) ostracising and blacklisting of certain civil society groups particularly those working on accountability matters, (c) marginalisation of independent civil society groups through the creation of government organised NGOs (GONGOs) supported by federal funds, (d) blocking of access to information by official bodies, (e) harassment of independent media groups particularly radio and television outlets critical of official actions and, (f) de facto implementation of the draft law on international cooperation that places restrictions on support to local civil society organisations from international groups.

    "Our talks with key officials have been open and positive," feels Anabel Cruz, chair of CIVICUS' board who headed the mission. "We call upon the Government of Nicaragua to consider civil society as partners in national development and hope that the concerns will be addressed."

    CIVICUS urges the Government of Nicaragua to protect and safeguard the space for civil society in accordance with international, regional and constitutional commitments. A comprehensive report on the mission is being prepared and will be released shortly.

    CIVICUS: World Alliance for Citizen Participation is a global movement of civil society with members and partners in over a hundred countries. The Civil Society Watch (CSW) programme of CIVICUS tracks threats to civil society freedoms of expression, association and assembly across the world.

    For more information contact:
    Devendra Tak ( ), Communications Manager
    or Mandeep S.Tiwana ( ) and Adam Nord ( ) Civil Society Watch Programme, CIVICUS
    Ph +27- 11-8335959

    Click here for Spanish translation(requires pdf reader).

     

  • Continúa la persecución de los líderes de los movimientos de protesta rurales a medida que se profundiza la crisis en Nicaragua

    • Tres activistas ecologistas campesinos se encuentran detenidos y sufriendo malos tratos a la espera de juicio 
    • Un informe de las Naciones Unidas confirma que el gobierno sigue atacando a los líderes campesinos
    • Personal de Naciones Unidas ha sido expulsado de Nicaragua tras el informe realizado sobre las violaciones de los derechos de los manifestantes 
    • Más de 320 personas han muerto desde el inicio de la represión violenta de las protestas en abril
    • Grupos de derechos humanos instan a las autoridades a retirar todos los cargos y liberar a los líderes campesinos

     

  • Country recommendations on civic space for UN´s Universal Periodic Review

    CIVICUS makes six joint UN Universal Periodic Review submissions on civil society space: Cote d’Ivoire, Democratic Republic of Congo, Equatorial Guinea, Ethiopia, Nicaragua and Qatar

    CIVICUS and its partners have made joint UN Universal Periodic Review (UPR) submissions on 6 countries in advance of the 33rd UPR session (April-May 2019). The submissions examine the state of civil society in each country, including the promotion and protection of the rights to freedom of association, assembly and expression and the environment for human rights defenders. We further provide an assessment of the States’ domestic implementation of civic space recommendations received during the 2nd UPR cycle over 4 years ago and provide a number of targeted follow-up recommendations.  

    Cote d’Ivoire: CIVICUS and the Coalition Ivoirienne des Défenseurs des droits Humains (CIDDH) examine the steps taken by the government of Cote d’Ivoire to address restrictions on civic space.  We highlight the promulgation of the law on Human Rights Defenders and the subsequent Resolution passed to ensure implementation of the law. However, we note ongoing restrictions on freedom of expression, the targeting of journalists and bloggers by the authorities, attempts to undermine freedom of association and the tendency to use excessive force to disperse peaceful protests.  

    Democratic Republic of Congo (FR): CIVICUS and Ligue des Droits de la personne dans la région des Grands Lacs (LDGL) analyse the multiple unwarranted restrictions on civic space in the Democratic Republic of Congo (DRC). Authorities have systematically banned protests, in particular protests organised by civil society, social movements and opposition, while security forces have used excessive force against peaceful protesters, leading to hundreds of deaths. Additionally, HRDs and activists are subject to arbitrary arrests and judicial harassment, aimed at preventing them from exercising their democratic and civic rights. These unwarranted restrictions have intensified since the start of the political and security crisis in 2015, precipitated by President Kabila’s attempts to remain in power despite a constitutional two-term limit. 

    Equatorial Guinea: CIVICUS, the Committee Protect Journalists (CPJ), Centro de Estudios e Iniciativas para el Desarrollo (CEID), ONG – Cooperación y Desarrollo and EG Justice examine ongoing restrictions on freedom of association, attacks and intimidation of journalists and bloggers and the general disenabling environment for freedom of expression and independent media agencies.  We further discuss threats faced by human rights defenders and the frequent violent repression of peaceful assemblies.

    Ethiopia: CIVICUS, the Association for Human Rights in Ethiopia (AHRE), the Committee to Protect Journalists (CPJ), DefendDefenders, PEN International, Article 19, the Consortium of Ethiopian Rights Organizations (CERO), and Access Now examine the Government of Ethiopia’s fulfilment of the rights to the freedoms of association, peaceful assembly and expression, and unwarranted restrictions on HRDs since its previous UPR examination in 2014. While the government recently committed to addressing a range of restrictive legislation, alongside releasing large numbers of political prisoners, at the time of writing, the restrictive legal framework remains in place. Acute implementation gaps were found regarding recommendations relating to civic space including the rights to the freedoms of association and peaceful assembly.

    Nicaragua (ES): CIVICUS and the Nicaraguan Network for Democracy and Local Development Federation (Red Local) address concerns about the violent repression of protests and the criminalisation of protest leaders and demonstrators, particularly of the student and peasant movements, as well as the intensification of the persecution and intimidation suffered by CSOs supporting social movements in Nicaragua. Along with the growing restrictions on freedom of expression that stem from media concentration in government hands and pressures against journalists and independent media covering issues such as corruption, elections and infrastructure or extractive projects, the submission further examines the alarming increase of unwarranted restrictions on the press linked to the coverage of protests and their violent suppression and related human rights violations.

    Qatar: CIVICUS and the Gulf Centre for Human Rights highlight the continued restrictions on freedom of association and expression in Qatar, which include unwarranted arrests on foreign journalists and confiscation of equipment, and restrictions on online content under the Cybercrime Prevention Law. The authorities in Qatar also continue to restrict the formation of independent civil society organisations committed to the advancement of human rights, and there have been severe and undue limitations to freedoms of assembly resulting in almost no protests in Qatar despite serious human rights violations.

     

  • Declaración: Nicaragua no implementa recomendaciones de derechos humanos

    42 Consejo de Derechos Humanos de la ONU
    Declaración: Adopción del informe EPU de Nicaragua

    Red Local y CIVICUS saludan el compromiso del gobierno de Nicaragua con el proceso EPU. Sin embargo, nuestra presentación conjunta documenta que, desde su evaluación anterior, Nicaragua no ha implementado ninguna de las 26 recomendaciones recibidas en relación con el espacio cívico, 17 de ellas referidas a la libertad de expresión y acceso a la información. También lamentamos que, durante el ciclo actual, las recomendaciones sobre el acceso de y la cooperación con mecanismos regionales e internacionales de derechos humanos, la investigación de los abusos de derechos humanos cometidos contra manifestantes, y la seguridad y libertad de periodistas y personas defensoras encarceladas, no fueron aceptados por el Gobierno.

    Como lo detalla nuestra presentación, la legislación nicaragüense sigue tratando a la calumnia y la injuria como delitos penales, y la libertad de prensa continúa limitada por la manipulación de la distribución de publicidad oficial, la denegación de acceso para cubrir actividades gubernamentales, el control estricto del flujo informativo desde la cúspide del aparato estatal, y la concentración de medios en manos de la familia presidencial y sus aliados. También se han registrado actos de censura explícita.

    Asimismo, nuestra presentación documenta que la legislación que regula la creación, el funcionamiento y la disolución de OSC es aplicada de manera arbitraria, con el objeto de obstaculizar e intimidar al personal de OSC independientes, las cuales también se han visto afectadas por restricciones legales o de facto para recibir financiamiento externo y mantener colaboraciones internacionales. Las personas defensoras del derecho al territorio, activistas por los derechos de las mujeres y las personas LGBTI, periodistas y blogueras también son rutinariamente estigmatizadas, acosadas, criminalizadas, arrestadas arbitrariamente y atacadas físicamente.

    El ejercicio de la libertad de reunión pacífica enfrenta obstáculos en la ley y en la práctica, desde requisitos de autorización para realizar manifestaciones y una Ley de Seguridad Soberana que define ampliamente las amenazas de seguridad para criminalizar tácticas comunes de los movimientos de protesta, hasta el uso ilegal de fuerza excesiva y mortal contra manifestantes, que entre abril y agosto de 2018 causó la muerte de por lo menos 300 personas.

    Hacemos un llamado al Gobierno de Nicaragua para que tome medidas proactivas para abordar estas preocupaciones e implemente recomendaciones para crear y mantener, en la ley y en la práctica, un entorno propicio para la sociedad civil.

     

  • El gobierno cierra organizaciones de la sociedad civil como parte de la campaña de represión en curso en Nicaragua

    • El Parlamento ha cancelado el registro legal de nueve organizaciones de la sociedad civil (OSC)
    • La medida se produce después de que algunas de las OSC participaron en audiencias sobre violaciones de derechos humanos en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
    • El cierre de las OSC llega en un momento de graves ataques contra las libertades fundamentales en Nicaragua
    • Los grupos de la sociedad civil global expresan su preocupación de que más OSC nicaragüenses puedan ser atacadas

    DupiA9aWkAE 45H

    La alianza Mundial para la participación ciudadana, CIVICUS, ha condenado la cancelación de la personalidad jurídica de nueve organizaciones de la sociedad civil en Nicaragua como una afrenta al derecho a la libertad de asociación. Se considera que la medida para cerrar las organizaciones es una represalia por la participación de algunas de esas organizaciones en las audiencias sobre el deterioro de la situación de los derechos humanos en Nicaragua en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

    El 12 de diciembre, el parlamento de Nicaragua votó para cancelar el registro legal de la organización de derechos humanos, Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH). Al día siguiente, votaron nuevamente para cancelar el registro de cinco organizaciones más, entre ellas el Instituto de liderazgo las Segovias (ILLS), el Instituto para el Desarrollo de la Democracia (IPADE), la Fundación del Río, el Centro de Investigación de la Comunicación (CINCO) y la Fundación Popol Na.

    Apenas una semana antes, el CENIDH había sido parte de una delegación de organizaciones de derechos humanos que participaron en una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con información sobre el impacto social de las violaciones de derechos humanos en curso. Los participantes en la Audiencia pidieron al gobierno que deje de reprimir violentamente las protestas pacíficas y atacar a las voces críticas.

    "Después de utilizar la violencia para atacar a los manifestantes pacíficos, el gobierno de Nicaragua ahora extiende su represión a las organizaciones de la sociedad civil debido a su percepción de que han criticado públicamente las violaciones de derechos humanos cometidas desde el inicio de las protestas en abril de 2018", dijo Natalia Gómez, de CIVICUS.

    Las restricciones a las libertades fundamentales en Nicaragua aumentaron sustancialmente en abril, cuando el gobierno dispersó violentamente las manifestaciones contra los cambios en el sistema de seguridad social del país. Desde entonces, más de 300 personas han sido asesinadas y más de 600 siguen detenidas. El gobierno ahora está apuntando a las OSC que denuncian estas violaciones de derechos humanos. Ana Quiroz, directora de una de las organizaciones y costarricense de nacimiento que había vivido y trabajado en Nicaragua durante más de 40 años, fue despojada de la nacionalidad nicaragüense y deportada.

    Poco antes de que se cancelara el registro del CENIDH, la policía rechazó su solicitud de realizar una marcha pacífica en conmemoración del 70 aniversario de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En ese momento CENIDH canceló la marcha expreso que acudirían a las autoridades judiciales para solicitar la protección de sus derechos.

    “El derecho de asociación está garantizado en la constitución de Nicaragua y debe ser respetado en todo momento. En lugar de dirigirse a grupos de la sociedad civil, el gobierno de Nicaragua debería crear un entorno propicio para la sociedad civil y buscar formas de atender las necesidades de sus ciudadanos", continuó Gómez.

    CIVICUS ha pedido a las autoridades nicaragüenses que reviertan la cancelación de la inscripción de todas las organizaciones de la sociedad civil, que respeten el derecho de asociación y reunión y que liberen a todos los detenidos por participar en protestas pacíficas.

    En septiembre, el Monitor CIVICUS, una plataforma en línea que rastrea las amenazas a la sociedad civil en países de todo el mundo, rebajó su calificación del espacio cívico en de "reducido" a "represivo". Nicaragua también está en la lista de vigilancia de la plataforma de los países que han visto un aumento repentino y alarmante de las restricciones en el espacio civil.

    Para más información por favor contacte a:

    Natalia Gomez:

    Equipo de comunicaciones:

    Para entrevistas por favor contacte al centro de Prensa de CIVICUS aquí.

     

  • Government shuts down civil society organisations as part of ongoing campaign of repression in Nicaragua

    •  Parliament has cancelled the legal registration of nine civil society organisations (CSOs)
    • The move comes after some of the CSOs participated in hearings into human rights violations at the Inter-American Commission on Human Rights
    • The shutdown of CSOs comes at a time of serious attacks on fundamental freedoms in Nicaragua
    • Global civil society groups express concern that more Nicaraguan CSOs may be targeted

    Global civil society alliance, CIVICUS, has condemned the cancellation of the legal registration status of nine civil society organisations in Nicaragua as an affront to the right to freedom of association. The move to shut down the groups is seen to be in retaliation for their participation in hearings on Nicaragua’s deteriorating human rights situation at the Inter-American Commission on Human Rights.

    On December 12, Nicaragua’s parliament voted to cancel the legal registration of the human rights organisation, Centro Nicaraguense de Derechos Humanos (CENIDH). The following day they voted again to cancel the registration of five more organisations including Instituto de liderazgo las Segovias (ILLS), Instituto para el Desarrollo de la Democracia (IPADE), Fundación del Rio, Centro de Investigación de la Comunicación (CINCO) and Fundación Popol Na.

    Just a week prior, CENIDH has been part of a delegation of rights groups who provided a hearing before the Inter-American Commission on Human Rights with information on the social impact of ongoing human rights violations. They called on the government to stop violently repressing peaceful protests and attacking critical voices.

    “After using violence to target peaceful protesters, the government of Nicaragua now extends its repression to civil society organisations because of its perception that they have publicly criticized human rights violations committed since the start of protests in April 2018.” said CIVICUS’ Natalia Gomez.

    Restrictions on fundamental freedoms in Nicaragua increased substantively in April when the government violently dispersed demonstrations against changes to the country’s social security system. Since then, more than 300 people have been killed and more than 600 remain detained. The government is now targeting CSOs that denounce these human rights violations. Ana Quiroz, the head of one of the organisations and a Costa Rican by birth who had lived and worked in Nicaragua for more than 40 years, was stripped of Nicaraguan nationality and deported.  

    Shortly before CENIDH’s registration was cancelled, police rejected their request to conduct a peaceful march in commemoration of the 70th anniversary of the adoption of the Universal Declaration of Human Rights. CENIDH cancelled the march and only said, they would go to the judicial authorities to ask for the protection of their rights.

    “Freedom of association is guaranteed in the constitution of Nicaragua and must be respected at all times. Instead of targeting civil society groups, the government of Nicaragua should rather create an enabling environment for civil society and seek ways to address the needs of its citizens.” Gomez continued.

    CIVICUS has called on the Nicaraguan authorities to reverse the cancellation of the registration of all civil society organisations, to respect the right to freedom of association and assembly and release all those in detention for participating in peaceful protests.

    In September, the CIVICUS Monitor, an online platform that tracks threats to civil society in countries across the globe, downgraded its rating of civic space – the space for civil society – in Nicaragua from “narrowed” to “repressed”. Nicaragua is also on the platform’s watchlist of countries that have seen an sudden, alarming spike in restrictions on civil space.

    For more information please contact:

    Natalia Gomez:

    The CIVICUS media team:

    To request interviews, you can also contact the CIVICUS Press Centre here.

     

  • Harassment and persecution of the voices that denounce the repression in Nicaragua

    By Natalia Gomez Peña is Advocacy & Engagement Officer at CIVICUS

    On Wednesday, December 12, the National Assembly of Nicaragua voted to cancel the legal personality of the Nicaraguan Center for Human Rights (CENIDH). After the announcement, Vilma Núñez, 80, the president of CENIDH and one of the most recognized human rights defenders in the region, said: "We have done our job with conviction and will continue to do so until Nicaragua is truly free."

    Read on: Open Democracy 

     

  • Hostigamiento y persecución de las voces que denuncian la represión en Nicaragua

    Por Natalia Gomez Peña es Oficial de Incidencia en CIVICUS

    El miércoles 12 de diciembre, la Asamblea Nacional de Nicaragua votó para cancelar la personalidad jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH). Después del anuncio, Vilma Núñez, de 80 años, la presidenta de CENIDH y una de las defensoras de derechos humanos más reconocidas en la región, declaró: "Hemos hecho nuestro trabajo con convicción y lo seguiremos haciendo hasta que Nicaragua sea realmente libre".

    Leer en: Open Democracy

     

  • Joint Statement: Dozens killed in Nicaragua by state repression of protests

    Spanish

    We hereby condemn the violent repression of the demonstrations held in Nicaragua against the Social Security reforms, and we demand respect for the legitimate right to protest of Nicaraguan women and men

    Daniel Ortega, President of the Republic of Nicaragua.

    Rosario Murillo, Vice President of the Republic of Nicaragua.

    We, 323 undersigned national, diverse regional and international organizations and networks, hereby condemn the violent repression of the demonstrations held in Nicaragua against the Social Security reforms, and we demand respect for the legitimate right to protest of Nicaraguan women and men.

    Since Wednesday the 18th April, organizations, networks and human rights defenders in Nicaragua have been documenting and denouncing multiple violations of the right to hold peaceful protests, that include: murders, disappearances, arbitrary detentions, physical aggressions; the use of stones, sticks, rubber bullets, and tear gas; threats, acts of intimidation and the infringement of the right to information; in the context of the demonstrations that were organised in response to the Government’s imposition of the Social Security reforms that involve cuts of 5% in pensions, as well as other measures that affect the fundamental rights of Nicaraguan women and men.

    As has been verified, these attacks are being perpetrated by State security forces that repress the population with excessive use of force, and by groups of civilians linked to the Juventud Sandinista (Sandinista Youth Movement) who are acting with total impunity, and with the complicity and consent of the police, causing outbreaks of violence that have already claimed the lives of at least 40 people.1

    Another matter of grave concern are the violations of the right to freedom of expression, manifested in the theft of journalists' professional equipment, assaults and acts of intimidation during repressive actions and the shutting down of the transmission, through digital cable service, of 100% Noticias, channel 12 and channel 23 that were covering the protests.

    These attacks violate the right to freedom of assembly and to peaceful association, the right to freedom of opinion and expression of the Nicaraguan people, and their right to defend the social rights that are threatened by the Social Security reforms that the Government seeks to impose.

    This situation is not an isolated case; in recent times, numerous acts have been documented that infringe the right to social protest - by restricting people’s freedom of movement, through campaigns of criminalization, threats and harassment against organizations and human rights’ defenders, or through the closure of communication spaces, and many other actions that threaten democracy and the human rights of Nicaraguan women and men.

    In the light of the above, we, the organizations and individual signatories to this letter, demand the following actions from the Nicaraguan State:

    • The immediate cease of repression and violence carried out by armed forces, the police and groups of civilians linked to the government. The authorities must fulfil their duty to guarantee Nicaraguan women’s and men’s right to social protest
    • The release of detainees in different parts of the country. Guarantees must be provided that no criminal action will be taken against them.
    • An inclusive national dialogue process, securing the participation and involvement of different sectors that have movilized, victims, networks and civil society organizations, as well as representatives from diverse social movements
    • Respect for the work carried out by human rights defenders, journalists and the media.

    Sincerely yours,

    1. Abogadas y Abogados para la Justicia y los Derechos Humanos

    2. Abriendo Camino A.C.

    3. Académicas en Acción Critica

    4. Acción Solidaria

    5. ACCSI Acción Ciudadana Contra el SIDA

    6. Agrupación Ciudadana por la Despenalización del aborto - El Salvador

    7. AIETI Asociacion de Investigación y Especialización sobrecTemas Iberoamericanos

    8. Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas. Asunción. PARAGUAY

    9. Akahata A.C.

    10. Alianza Latinoamericana y Caribeña de Juventudes

    11. Alianza Regional por la Libre Expresión e Información

    12. American Jewish World Service

    13. Americas Program, Center for International Policy

    14. Amigas en Consejos de Desarrollo AMICODE

    15. AMUMRA - Asociación Civil de Derechos Humanos Mujeres Unidas Migrantes y Refugiadas en Argentina

    16. ANC- Peru

    17. Andrea Kraybill Art

    18. APADEIM

    19. APRODEH

    20. Arte para Sanar

    21. Articulação de Mulheres Brasileiras

    22. Asamblea Feminista de Madrid

    23. Asistencia Legal por Derechos Humanos A.C.

    24. Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA)

    25. Asociación Bolivarianos Diversos

    26. Asociación Cepres

    27. Asociación Ciudadana ACCEDER

    28. Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos de Argentina

    29. Asociacion Civil De Mujeres Resilientes

    30. Asociación Civil Magdalenas Puerto Madryn

    31. Asociacion de Mujeres Salvadoreñas en Accion del Barrio San Jacinto AMSAB-SJ

    32. Asociación de jóvenes feministas Ameyalli, El Salvador

    33. Asociación Educativa Barbiana

    34. Asociación Entre Amigos LGBTI de El Salvador

    35. Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente, AIDA (Regional)

    36. Asociacion Interpueblos-Cantabria-España

    37. Asociación para una sociedad más justa

    38. Asociación para una vida mejor (Apuvimeh)

    39. Asociación Paz y Esperanza

    40. ASOCIACIÓN PRO DEFENSA DE LA CUENCA DEL RÍO JUAN DÍAZ

    41. Asociación Pro Derechos Humanos de España

    42. Associação brasileira de defesa da mulher da infância e da juventude

    43. ATTAC Roanne

    44. AvanzaFem AC

    45. Balance Promoción para el Desarrollo y Juventud, México

    46. Beso Diverso

    47. Bilboko Bilgune Feminista

    48. BILGUNE FEMINISTA (Euskal Herria-Pais Vasco)

    49. Bordamos Feminicidios (México)

    50. Both ENDS

    51. Brigada UNE

    52. Calala Fondo de Mujeres

    53. Campaña 28 de Septiembre - Guatemala

    54. Campaña Convención DSYDR Peru

    55. Campo A.C.

    56. Canas Dignas

    57. Capital Humano y Social Alternativo - CHS Alternativo

    58. CASACIDN

    59. Católicas por el Derecho a Decidir - España

    60. Católicas por el Derecho a Decidir – México

    61. CENDEROS

    62. Centro de Acción y Defensa por los Derechos Humanos - Cadef

    63. Centro de análisis, formación e iniciativa social, CAFIS A.C.

    64. Centro de Derechos de Mujeres CDM

    65. Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan

    66. Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (CDH-UCAB)

    67. Centro de Derechos Humanos de la Universidad Metropolitana (CDH-UNIMET)

    68. Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, A.C. (México)

    69. Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova (Chiapas, México)

    70. Centro de Documentación en Derechos Humanos "Segundo Montes Mozo S.J." (CSMM)

    71. Centro de Estudios e Investigación sobre Mujeres

    72. CENTRO DE ESTUDIOS HUMANISTAS - Costa Rica

    73. Centro de estudios y capacitación familiar. Cefa

    74. Centro de Iniciativas para la Cooperación Batá (CIC Batá)

    75. Centro de Investigación para la Prevención de la Violencia en Centroamérica – CIPREVICA

    76. Centro de Investigaciones para la Equidad Política Pública y Desarrollo, CIPE.

    77. Centro de Sanación, Formación e Investigación Transpersonal Q'anil

    78. Centro Documentación e Información Bolivia-CEDIB-

    79. Centro Hermanas Mirabal de Derechos Humanos A.C.

    80. Centro Para el Desarrollo Integral de la Mujer

    81. Centro para la Paz y los DDHH de la Universidad Central de Venezuela

    82. Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL)

    83. Cepaz - Centro de Justicia y Paz

    84. CEPROSAF

    85. CIVICUS: World Alliance for Citizen Participation

    86. Civilis Derechos Humanos

    87. CLADEM ARGENTINA (Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres)

    88. CLADEM Bolivia

    89. Cladem Nicaragua

    90. Coalicion Todas

    91. Codhez

    92. Codice, Jalisco

    93. Colectiva Actoras de Cambio

    94. Colectiva Amorales

    95. Colectiva Ciudad y Género AC

    96. Colectiva con Letra F (México)

    97. Colectiva Chancha Negra

    98. Colectiva de Mujeres de Masaya

    99. Colectiva Femimista

    100. Colectiva Sororidad Glocal

    101. Colectivas lesbicas

    102. Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo" (Ccajar), Colombia

    103. Colectivo de Mujeres de Matagalpa Nicaragua

    104. Colectivo de Mujeres Sobrevivientes Siempre Resistentes – Chile

    105. Colectivo de Trabajadoras y Trabajadores Sociales de Honduras (CTS-H)

    106. Colectivo de Trabajadores y Trabajadoras de Honduras

    107. Colectivo Estudiantil Pro Derechos Humanos del Centro de Investigación y Docencia Económicas

    108. Colectivo Josefa Lastiri

    109. Colectivo para la Participación de la Infancia y Juventud

    110. Colectivo PSG

    111. Colectivo Trans del Uruguay

    112. Colectivo Utopía Puebla

    113. Collectif Guatemala

    114. Comisión de Derechos Humanos de Ica

    115. Comisión Nacional de Derechos Humanos del Estado Monagas de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela

    116. Comité Ambiental en Defensa de la Vida (Colombia).

    117. Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM)

    118. Comité de America Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres (CLADEM- Mexico)

    119. Comité por los derechos humanos en América latina (CDHAL)

    120. Comunidad de familiares y amigos por los Derechos Humanos de la Diversidad Sexual COFADHIS

    121.Comunidad Xinka

    122.Concertación Interamericana de Derechos Humanos de las Mujeres

    123.Consejo de Mujeres Cristianas

    124. Consejo tiyat tlali

    125. Consorcio para el Diálogo Parlamentario MX

    126. Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca AC

    127. ControlaTuGobierno, A.C.

    128. CONVERGENCIA DE LAS CULTURAS - Costa Rica

    129. Convite A.C.

    130. Cooperacció

    131. Coordinación de Mujeres del Paraguay

    132. Coordinadora 28 de Mayo - Guatemala

    133. Coordinadora Estatal de Organizaciones Feministas

    134. Coordinadora Nacional de Derechos Humanos - Perú

    135. Coordinadora Norte Tierra y Libertad - Costa Rica

    136. Córdoba Solidaria

    137. Count Me In! Consortium

    138. Cuerpas Creando Comunidad

    139. Cuerpas Sin Reglas

    140. CuidaTuEspcio 

    141. Defiende Venezuela

    142. Derechos Humanos

    143. Ditsö- Costa Rica

    144. Ecologistas en Acción (España)

    145. Elige Red de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos AC

    146. Ellas por la igualdad AC

    147. Epistemologías del Sur: Red de pensamiento crítico, respecto de los derechos humanos, la dinámica educativa y el territorio

    148. Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia

    149. Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús en Honduras

    150. Escritorio Juridico Gutierrez Ceballos

    151. Espacio DESCA

    152. Espacio Público - Venezuela

    153. Espiral hacia la Igualdad

    154. Estancia del Migrante González y Martínez, A.C. (Querétaro, México)

    155. Estudiantes por una Política Sensata de Drogas, Costa Rica.

    156. EXCUBITUS derechos humanos en educacion.

    157. Existir al caminar A.C.

    158. Feministas en Marcha - Puerto Rico

    159. Feministas Independientes

    160. FIA capitulo Venezuela Seccional Anzoategui

    161. Fondo Apthapi Jopueti Bolivia

    162. Fondo CAMY

    163. Fondo de Acción Urgente para América Latina y el Caribe FAU-AL

    164. FONDO LUNARIA MUJER COLOMBIA

    165. Foro de Jóvenes con Liderazgo AC

    166. Free Press Unlimited

    167. FRENTE COOPERATIVO Y DE ECONOMÍA SOCIAL - Costa Rica

    168. Frente por los Derechos Igualitarios

    169. FRIDA | The Young Feminist Fund

    170. FRONT LINE DEFENDERS

    171. Fronteras

    172. FUNBIDE

    173. Fundación Acceso

    174. Fundación Arcoiris por el respeto a la diversidad sexual.

    175. Fundación CAUCE, Cultura Ambiental - Causa Ecologista. Paraná. Argentina

    176. Fundación Colectivo Hombres XX, A. C.

    177.  Fundacion PANIAMOR

    178.  Fundación para el Debido Proceso (DPLF)

    179. Fundacion para el Desarrollo Comunitario-FUNDECOM

    180. Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana

    181. Fundación salvadoreña por la diversidad sexual de la Mano Contigo

    182. FUNDECOM

    183. Global Fund for Women

    184. Grupo de Accion Comunitaria. Madrid. Estado Español

    185. Grupo de Educación Popular con Mujeres A.C.

    186. Grupo Visión Nocturna Uruguay

    187. Guatemala citizen

    188. Guatemaltecas por la Defensa del Estado Laico (GDEL)

    189.Hivos

    190. Iacta Sociojuridica SCCLP

    191.ILGALAC

    192. IMDEC AC

    193. INCIDIR, A.C.

    194. Ingeniería Sin Fronteras Aragón

    195. Iniciativas de Cooperación Internacional para el Desarrollo

    196. Institute on Race, Equality and Human Rights

    197. Instituto Caribeño de Derechos Humanos (ICADH)

    198. Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible

    199. Instituto Sur Andino de Investigación y Acción Solidaria-ISAIAS

    200. IRC WASH

    201. JAKILU

    202. JASS-JUST ASSOCIATES/ASOCIADAS POR LO JUSTO

    203. Jóvenes Voceras y Voceros en DSDR, El Salvador.

    204. Juntos por la Vida

    205. Justice and Peace Netherlands 206.Kallpachay Suyu. Ambiente y cultura.

    207. Kentucky Interfaith Taskforce on Latin America and the Caribbean

    208. La Cabaretiza AC

    209. La Casa Mandarina AC

    210. LA COMUNIDAD PARA EL DESARROLLO HUMANO - Costa Rica

    211. Laboratorio de la Máscara

    212. Las Reinas Chulas cabaret y derechos humanos A.C.

    213.Lesbocolectivo las Resueltas

    214. LeSVOZ, AC

    215. Los siempre sospechosos de todo

    216. Mama Cash

    217. Maquila Solidarity Network

    218. MARCHA CENTROAMERICANA POR LA PAZ Y LA NO VIOLENCIA

    219. Margens Clínicas - São Paulo/ Brasil

    220. Marxa Mundial de Dones

    221. Memoria de mujeres

    222. Momundh

    223. Movimiento Autónomo de Mujeres de Nicaragua

    224. Movimiento de Mujeres de Chinandega

    225. Movimiento de Mujeres de Santo Tomás

    226. Movimiento de Mujeres Visitación Padilla

    227. Movimiento Migrante Mesoamericano

    228. Movimiento Vinotinto

    229. Mujer Ideas Desarrollo e Investigación

    230. Mujer y salud en Uruguay MYSU

    231. Mujeres Ambientalistas, El Salvador.

    232. Mujeres de Izabal

    233. Mujeres de Negro Rosario – Argentina

    234. Mujeres Integradas en el Oeste de Rosario Argentina

    235.Mujeres Trabajadoras Unidas, A.C

    236. MUNDO SIN GUERRAS Y SIN VIOLENCIA - Costa Rica

    237. Ni Una Menos

    238. NIMD

    239. Observatorio Etico Caribe y América Central – Obetica

    240. Observatorio Ético Internacional – OBETI

    241. Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

    242. ODASA

    243. OFICINA JURIDICA PARA LA MUJER

    244. OMCT - Organización Mundial Contra la Tortura

    245. Organización de Mujeres Tierra Viva

    246. OTRANS ARGENTINA

    247. Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México

    248. Paro Internaciónal se Mujeres, Polonia

    249. Partido Feminista de España

    250. PARTIDO HUMANISTA - Costa Rica

    251. Perifèries del Món

    252. Pikara Magazine (País Vasco-España)

    253. Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo PIDHDD

    254. Plataforma Internacional contra la Impunidad

    255. Plataforma Salvadoreña de juventudes

    256. Plazandreok

    257. Please remove signature of Kentucky Interfaith Taskforce

    258. Presencia y Palabra: Mujeres Afroperuanas

    259. Pro-Búsqueda

    260. Profesionales católicos - Piura - Perú

    261. Proiuris

    262. PROMEDEHUM (Venezuela)

    263. Radio Stereo Vos

    264.Radioexpresion

    265. Reacción Climática - Bolivia

    266. Red Con Las Amigas Y En La Casa

    267. Red de Activistas Ciudadanos por los DDHH

    268. Red de Ambientalistas Comunitarios de El Salvador RACDES

    269. Red de la No Violencia contra las Mujeres - REDNOVI

    270. Red de mujeres contra la violencia

    271. Red de salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe

    272. Red Internacional de Migración y Desarrollo

    273. Red Latinoamericana y Caribeña de Jóvenes por los Derechos Sexuales RedLAC

    274. Red Nacional Coincidir

    275. Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras

    276. Red Para la Infancia y la Adolescencia de El Salvador (RIA)

    277. Red Solidaria de Derechos Humanos A.C. (Michoacán, México)

    278. REDLAMYC Red latinoamericana y caribeña que lucha por los derechos de niñas niños y adolescentes

    279. REDMUCH

    280. Refugee and Immigrant Fund (RIF)

    281. Resonar

    282. RESURJ Realizando la Justicia Sexual

    283. Revista SIC del Centro Gumilla

    284. Robert F. Kennedy Human Rights

    285. Roma National Center from Moldova

    286. Schone Kleren Campagne

    287. Schumacher College

    288. Sector de Mujeres

    289. Seguridad en Democracia (SEDEM)

    290. Semillas de Nuestra Tierra, AC

    291. Sol de primavera

    292. Sombrilla Costa Rica

    293. SOS Corpo- Instituto Feminista para a Democracia - Recife/ Pernambuco -Brasil

    294. Spatium Libertas AC

    295. SPW

    296. St Williams church

    297. Stichting Lleca (Holanda)

    298. Strajk Kobiet Polonia

    299. SURKUNA - Centro de apoyo y protección de derechos humanos

    300. Sursiendo, Comunicación y Cultura Digital AC

    301. Swefor Guatemala

    302. Tequio jurídico

    303. Todas Mx

    304. Trabajadora del retail

    305. Transparencia Venezuela

    306. Uganda Youth Alliance For Family Planning And Adolescents Health -UYAFPAH

    307. Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos - Guatemala (UDEFEGUA)

    308. Unidas Somos Tendencia

    309. Union global por la democracia

    310. Unión Latinoamericana de Mujeres ULAM

    311. Unitierra

    312. Universidad de la Tierra en Puebla

    313. Urgent Action Fund- Latin America and the Caribbean

    314. UXU EMAKUMEEN TALDEA

    315. Vecinas Feministas por la Justicia Sexual y Reproductiva en América Latina y el Caribe

    316. Voces de mujeres, historias que transforman

    317. Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes A.C.

    318. WECF International

    319. Witness for Peace

    320. WO=MEN Dutch Gender Platform

    321. WOLA (Washington Office on Latin America)

    322. Women Advocacy and Development Initiative (WADI)

    323. Women Strike Polonia

    1 Source: Nicaraguan Initiative of Women Human Rights Defenders (IN-Defensoras)

     

  • Letter from Jail: Nicaraguan Farm Leader, Medardo Mairena

    Incarcerated farm leader Medardo Mairena writes a letter to media from jail

    SOSNicaragua6Medardo Mairena Sequeira,  is the Coordinator of the National Council in Defense of Land, Lake and Sovereignty and member of the Civic Alliance for Justice and Democracy. Medardo is one of the leaders of the movement against the construction of the Canal in Nicaragua. Medardo was detained on July 13 along with campesino leader Pedro Joaquín Mena Amador when they were planning to board a plane to the United States to participate in a solidarity event with Nicaragua. Medardo and two other farm leaders, face false charges ranging from terrorism, murder, kidnappings, aggravated robbery and obstruction of public services.


    I am grateful to God and my family, to the Nicaraguan people, to independent media, to national and international human rights commissions, to the Organization of American States, to the UN Security Council for not letting the Nicaraguan people alone.

    To all my friends, to all the people, I ask you to remain united praying in these difficult times for everyone, especially for us political prisoners. We are imprisoned only because we think differently. The Ortega regime is a coward. They have imprisoned us just for raising our voices and speaking up for those who can’t and for those who are no longer with us. In the penitentiary system, we are in maximum security jails where the cells are in bad conditions, there is no electricity, restrooms are damaged. Windows that are supposed to allow air to enter are closed. It is like being baked in an oven and we are isolated from everyone else. Us campesino leaders are in the Modelo gallery 300, in the place known as “little hell”. We are 20 prisoners in the same conditions, we are sick, and they don’t allow a doctor to visit us. Thanks to god, I’m feeling better but it is only because of god. Here we have mosquitoes, cockroaches, scorpions. They don’t allow us to get out of the cells even for taking sun. They took my friend Pedro Mena’s Medication, he suffers from diabetes and high blood pressure and he always carries his treatment in his bag because he needs to take a daily pill. They treat us inhumanely.

    I invite the people to keep doing peaceful demonstrations,  as we have always done it. Even if you don’t see me, my heart is always with you because we need to demand our freedom, because we are innocent from the accusations. The day the facts happened in Morito, we were in Managua demanding for dialogue be resumed with the government, because we want justice, democratization and a peaceful exit to the crisis. We cannot forget those whose lives have been taken by the regime. At least my family still has hope of seeing me alive, but the mothers that lost their children do not and we cannot forget their injustice.

    Sincerely,

    Medardo.

    Translated originally from Spanish. Read original letter


    CIVICUS has called on the authorities in Nicaragua to drop all charges against Medardo Mairena, Pedro Joaquín Mena, and Victor Manuel Diaz, and release them safely. CIVICUS also calls for the release of all the rural leaders, students and activists currently detained for exercising their right to protest.

    Nicaragua has been added to a watchlist of countries which are experiencing an alarming escalation in threats to fundamental freedoms. The watchlist is compiled by the CIVICUS Monitor, an online platform that tracks threats to civil society in countries across the globe.   

     

     

  • NICARAGUA: ‘Las protestas expresaron un reclamo articulado de democracia genuina, basada en el respeto de la voluntad popular’

    En el marco de nuestro informe temático 2018 sobre “Reimaginar la Democracia”, estamos dialogando con líderes, activistas y especialistas de la sociedad civil sobre su labor de promoción de las prácticas y principios democráticos, los desafíos que enfrentan y los logros alcanzados. En esta oportunidad, CIVICUS conversa con Amaru Ruiz sobre las recientes protestas en Nicaragua, que fueron duramente reprimidas y arrojaron un saldo de centenares de muertos. Amaru Ruiz es presidente de la Fundación del Río, una organización ambientalista que trabaja por la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible en el sureste de Nicaragua, y Coordinador de la Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local (Red Local), una coalición de sociedad civil que tiene por misión el fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) para la promoción de un desarrollo local inclusivo y equitativo, la incidencia en políticas públicas, la gestión del conocimiento y la promoción de una ciudadanía activa. Ambas organizaciones integran la Articulación de Movimientos Sociales y de Sociedad Civil que acompaña la lucha por la justicia, la libertad y la democracia en Nicaragua.

     

  • NICARAGUA: ‘The protests expressed an articulated demand for genuine democracy, based on respect for the popular will’

    As part of our 2018 report on the theme of reimagining democracy, we are interviewing civil society activists, leaders and specialists about their work to promote democratic practices and principles, the challenges they encounter and the victories they score. CIVICUS speaks with Amaru Ruiz about recent protests in Nicaragua, which were severely repressed, with hundreds of citizens killed. Amaru Ruiz is president of Fundación del Río, an environmental organisation that works for the conservation of biodiversity and sustainable development in the southeast region of Nicaragua, and coordinator of the Nicaraguan Network for Democracy and Local Development (Red Local), a civil society coalition that seeks to strengthen civil society organisations (CSOs) to promote inclusive and equitable local development, influence public policy-making, manage knowledge and promote active citizenship. Both organisations are part of the Articulation of Social Movements and Civil Society, which focuses on the struggle for justice, freedom and democracy in Nicaragua.

     

  • Nicaragua: Cese de la violencia en contra de los manifestantes pacíficos

    Inglés

    La alianza global de la sociedad civil CIVICUS y la Coordinadora Civil de Nicaragua hacen un llamamiento al gobierno de Nicaragua para que detenga la violencia contra las personas que se manifiestan de manera pacífica y para que respete su derecho a manifestarse libremente y de forma pacífica. Después de 54 días de protesta, 135 personas han sido asesinadas, más de 1000 han resultado heridas y 400 detenidas. Mientras tanto, estas personas manifestantes piden al presidente Daniel Ortega que renuncie.

     

  • Nicaragua: Cese de la violencia en contra de los manifestantes pacíficos

    Inglés

    La alianza global de la sociedad civil CIVICUS y la Coordinadora Civil de Nicaragua hacen un llamamiento al gobierno de Nicaragua para que detenga la violencia contra las personas que se manifiestan de manera pacífica y para que respete su derecho a manifestarse libremente y de forma pacífica. Después de 54 días de protesta, 135 personas han sido asesinadas, más de 1000 han resultado heridas y 400 detenidas. Mientras tanto, estas personas manifestantes piden al presidente Daniel Ortega que renuncie.

     

  • Nicaragua: la violencia y la represión continúan

    42 reunión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas
    -Diálogo en el informe del Alto Comisionado sobre Nicaragua

    Ha pasado más de un año desde que empezó la crisis en Nicaragua y la violencia y la represión no cesan. Miles de personas han sido detenidas arbitrariamente y centenares han sido criminalizadas por ejercer su derecho a la protesta. Un informe de la Articulación de Movimientos Sociales de Nicaragua, identifica dos nuevas fases de represión durante el 2019: Hostigamientos y restricción a las libertades públicas y Ejecuciones extrajudiciales.

    La mayoría de los prisioneros políticos fueron excarcelados recientemente bajo una Ley de Amnistía, aprobada unilateralmente por diputados del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), misma que perpetúa la impunidad para los responsables de la violencia letal de la que se valió el Estado para reprimir las protestas, pues establece que no se realizará ninguna investigación respecto de estos crímenes. Además, el informe de la Articulación de Movimientos Sociales de Nicaragua señala existen aun 121 presos y presas políticas en manos del Estado Nicaraguense, 54 de los cuales corresponden capturas realizadas en 2018 y 67 a capturas que se han presentado en 2019.

    Los ataques contra el espacio cívico continúan. La Unidad Nacional Azul y Blanco en Nicaragua ha denunciado como el Gobierno de Nicaragua continúa criminalizando a ciudadanos por motivos políticos o por su participación en protestas u otras iniciativas.  La represión de voces disidentes a través del arresto, el cierre de protestas y el cierre de organizaciones representan una alarmante falta de voluntad del gobierno para comprometerse y escuchar a quienes gobierna.

    La situación de violación de derechos humanos también se presenta en los territorios rurales y transfronterizos  del país, los que viven situaciones de incertidumbre y zozobra debido a la militarización de comunidades, persecución de ciudadanos que participaron en las protestas, asedios por parte de la Policía Nacional, y hostigamiento a autoridades de las municipalidades opositoras, entre otros.

    Al igual que a la Alta Comisionada, nos preocupa ver como en Nicaragua no hay disposición de las autoridades para garantizar verdad, justicia y reparación para las víctimas de la represión y sus familiares; ni garantías de que se reiniciarán las negociaciones, las cuales fueron canceladas de manera unilateral por el gobierno, o de que se cumplirán los compromisos acordados entre las partes. En este clima, el escrutinio internacional sobre Nicaragua sigue siendo tan crucial ahora como siempre. Nicaragua no cumple con su responsabilidad de garantizar la rendición de cuentas y la justicia. Acogemos con beneplácito la continua supervisión e informes del ACNUDH sobre Nicaragua y pedimos al Consejo que establezca un mecanismo de investigación independiente como los primeros pasos hacia la rendición de cuentas por los crímenes  ocurridos y justicia para los afectados.
     

     

  • NICARAGUA: Nuevo observatorio para velar por los derechos humanos

    Organizaciones internacionales fundan Observatorio Internacional sobre la situación de Derechos Humanos en Nicaragua

    El 18 de abril de 2018 marcó un punto de inflexión en la historia reciente de Nicaragua, al producirse el estallido de una crisis política y social que ha generado un fuerte impacto sobre la garantía de los derechos humanos de la población nicaragüense. 

    A 9 meses del inicio de esta crisis de derechos humanos, la represión estatal contra manifestantes, líderes, lideresas, organizaciones de derechos humanos y movimientos sociales continúa, generando que los espacios de participación social y de defensa de derechos humanos sean cada vez más difíciles de sostener. El gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Vice Presidenta Rosario Murillo además han venido cerrando instancias de monitoreo internacional, que en una primera etapa habían invitado, como el Mecanismo de Seguimiento de la Situación en Nicaragua (MESENI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH y la Oficina de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. 

    De acuerdo a lo expresado por el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, en su última exposición ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), “las características de la violencia estatal demuestran que existió una decisión de impulsar desde el poder del Estado una línea de conducta que implicó la comisión de múltiples acciones delictivas contra manifestantes y opositores políticos; específicamente, asesinatos, encarcelamiento, persecución, violación, tortura y, eventualmente, desapariciones forzadas”.

    De acuerdo a lo sistematizado por la CIDH, la escalada de violencia ha dejado 325 personas asesinadas y más de 2000 personas heridas; 550 personas detenidas y enjuiciadas; alrededor de 300 profesionales de la salud despedidos de sus empleos y la expulsión de, al menos, 144 estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN).

    Ante el cierre de instancias de interlocución para organismos internacionales, el bloqueo de espacios para que las organizaciones de sociedad civil puedan dar seguimiento a las violaciones de derechos humanos, la criminalización de defensoras y defensores de derechos humanos y sus organizaciones, el cierre de organizaciones de sociedad civil y la creciente migración forzada de miles de personas a causa de la violencia política, la necesidad de establecer un mecanismo de observación internacional de la situación en el país se hace urgente. En este contexto, un grupo de organizaciones se unen para formar el Observatorio Internacional sobre la Situación de Derechos Humanos en Nicaragua. 

    El espacio de articulación y coordinación está formado por organizaciones internacionales de defensa y promoción de los derechos humanos en diversas regiones del mundo, entre las que se encuentran: Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), Civicus- Alianza Mundial para la Participación Ciudadana, Fondo de Acción Urgente para América Latina y el Caribe (FAU-AL), Front Line Defenders, Fundación para el Debido Proceso (DPLF), Red EU-LAT, JASS- Asociadas por lo justo, Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IMD), Brot für die Welt (Pan para el Mundo), Plataforma Internacional contra la Impunidad, Race and Equality, Unidad de protección a defensores y defensoras de Guatemala (UDEFEGUA) y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA). 

    El Observatorio se constituye en virtud del contexto descrito y siendo que la crisis se mantiene y se agudiza, lo que hace imperante que la sociedad civil internacional continúe y refuerce su labor de supervisión y monitoreo de la situación de Derechos Humanos de una manera coordinada, constante y propositiva.

     

  • NICARAGUA: Observatory established to monitor human rights crisis

    International Organisations Establish International Observatory of the Human Rights Situation in Nicaragua

    April 18, 2018 marked a watershed moment in the recent history of Nicaragua, with the outbreak of a political and social crisis that has seriously impacted the respect for and guarantee of human rights of the Nicaraguan people.

    Nine months since the start of the human rights crisis, state repression against protesters, leaders, human rights organisations and social movements continues, placing the defence of human rights and social participation difficult to sustain. The government of President Daniel Ortega and Vice President Rosario Murillo has also been denying opportunities for international monitoring, which they had initially invited, such as the Follow-up Mechanism for the Situation in Nicaragua (MESENI) of the Inter-American Commission on Human Rights, (IACHR) and the UN Office of the High Commissioner for Human Rights.

    According to the statement made by the executive secretary of the IACHR, Paulo Abrão, in his last presentation to the Permanent Council of the Organization of American States (OAS), "the characteristics of state violence show that there was a decision by the State to use forces in such a way that involved the commission of multiple criminal acts against demonstrators and political opponents; specifically murder, imprisonment, persecution, rape, torture and, eventually, enforced disappearances."

    According to what has been documented by the IACHR, the escalation of violence has resulted in 325 people killedand more than 2000 people injured; 550 people detainedand prosecuted; around 300 health professionals dismissedfrom their jobs; and the expulsion of at least 144 studentsfrom the National Autonomous University of Nicaragua (UNAN).

    With the possibility of international observation terminated, the blocking of spaces for civil society organisations to monitor and follow up human rights violations, the criminalisation of human rights defenders (HRDs) and their organisations, the closure of civil society organisations and the increasing forced migration of thousands of people due to the political violence, the need to establish an international mechanism to observe the situation in the country is extremely urgent.

    It is in this context that a group of international and regional human rights organisations have come together to establish the InternationalObservatory of the Human Rights Situation in Nicaragua,including: Center for Justice and International Law (CEJIL), Civicus- World Alliance for Citizen Participation, Urgent Action Fund-Latin America (FAU-AL), Front Line Defenders, Due Process of Law Foundation (DPLF), EU -LAT Network , JASS - Just Associates, Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IMD), Brot für die Welt (Bread for the World), Plataforma Internacional contra la Impunidad, Race and Equality, Unidad de protección a defensores y defensoras de Guatemala (UDEFEGUA) and the Washington Office on Latin America (WOLA).

    The Observatory is constituted by virtue of the crisis in Nicaragua, which makes it imperative that international civil society reinforce its work of documenting and monitoring the human rights situation in a coordinated and proactive manner.


    Civic space in Nicaragua is rated as ‘Repressed’ by the CIVICUS Monitor

     

Página 1 de 2