Hostigamiento y persecución de las voces que denuncian la represión en Nicaragua

Por Natalia Gomez Peña es Oficial de Incidencia en CIVICUS

El miércoles 12 de diciembre, la Asamblea Nacional de Nicaragua votó para cancelar la personalidad jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH). Después del anuncio, Vilma Núñez, de 80 años, la presidenta de CENIDH y una de las defensoras de derechos humanos más reconocidas en la región, declaró: "Hemos hecho nuestro trabajo con convicción y lo seguiremos haciendo hasta que Nicaragua sea realmente libre".

Leer en: Open Democracy