Diálogo sobre Democracia organizado por la organización Consumo Ético. Valle del Riscó, 17 de junio de 2018

Participantes: 45

  1. Introducción

Este diálogo sobre democracia giró en torno de la importancia de la participación de la comunidad y el acceso a la información como ejercicio democrático.

El debate fue suscitado por la reciente aprobación de una ley que gravó la tenencia de la tierra en Panamá. Dicha ley, que reformó el Código Fiscal, afectó la tenencia de la tierra rural y urbana, así como la transmisión de los derechos de herencia. Según el valor y el uso de la tierra, el reformado Código Fiscal grava a la propiedad agrícola con impuestos al bien inmueble.

La ley generó inquietud en la población. Cuando el proceso conducente a su aprobación ya estaba bien avanzado, numerosos ciudadanos la objetaron por las redes sociales; sin embargo, muy pocos la leyeron y se interiorizaron en sus contenidos y alcances. En consecuencia, pocos fueron realmente conscientes de los efectos que tendría sobre la tenencia de su vivienda y su propiedad agrícola, o sobre la transmisión de derechos de herencia.

Ante la nueva ley, aprobada sin su participación, la comunidad indígena Ngöbe del Valle del Riscó se sintió aislada e insegura respecto de la tenencia de sus tierras. En vistas de que la participación ciudadana es uno de los elementos fundamentales de la democracia, y de que una de sus modalidades es precisamente la participación en el debate de las leyes que afectan directamente a la población, Consumo Ético y la comunidad Ngöbe organizaron este diálogo para informarse sobre la reforma del Código Fiscal y establecer las herramientas para garantizar el flujo de información sobre las leyes que los afectan y que, por razones de acceso geográfico y de discriminación étnica, no llega a la comunidad.

En el curso de este diálogo, los participantes conversaron sobre la importancia de la participación ciudadana en el marco del debate y la aprobación de las leyes que los afectan en tanto que ejercicio democrático garantizado por la Constitución. Para el caso de las comunidades indígenas, situadas en áreas apartadas, se conversó además sobre la importancia de desarrollar mecanismos para informarse, hacer alianzas con organizaciones de la sociedad civil que tienen más acceso a la información, dirigirse a las autoridades y participar en los debates de proyectos de ley que los afectan en forma directa.

  1. Los contenidos de la nueva ley y sus efectos sobre el pueblo indígena Ngöbe

Con la asistencia del traductor Ngöbe Etanislao Bejarano, el abogado Luis C. Muñoz expuso los contenidos de la ley de reforma del Código Fiscal. Los principales puntos de su exposición fueron los siguientes:

¿Exige la ley el pago de impuestos en las tierras agrícolas Ngöbes, y cuál es el límite del pago?

Respuesta: Si la producción tiene un valor mayor a 300.000 dólares se pagarán impuestos sobre el valor de la producción, pero no sobre el valor de la tierra. La mayoría de las tierras indígenas son utilizadas para producción de subsistencia y con poco margen para la venta en el mercado. Si la agricultura desarrollada en las tierras no excede el monto mencionado, no se pagan impuestos al bien inmueble. En este caso, es el uso de la tierra el que determina el pago o no pago del impuesto.

Esta respuesta tranquilizó a las delegadas y delegados Ngöbe.

¿Para heredar la tierra se debe pagar impuestos?

Respuesta: Si el terreno y la vivienda tienen un valor menor a 150.000 dólares, no debe pagarse impuesto al bien inmueble. Para el caso de la tierra agrícola vale la explicación anterior: depende a si conserva su uso para la agricultura de subsistencia. Aunque todas las viviendas en el área del Valle del Riscó tienen valores inferiores a esta cifra, es importante que la comunidad se mantenga en comunicación con las autoridades locales para informarse sobre la posible valorización de la tierra en caso de que se hagan carreteras o la zona adquiera importancia turística. La exigencia de que la tierra sea excluida del mercado debe basarse en su carácter ancestral y su valor para el pueblo Ngöbe.

  1. La práctica de la democracia

Los delegados de la comunidad señalaron que, para la toma de decisiones, la cosmovisión Ngöbe asigna representación para debatir los temas comunitarios a las cabezas de familia. Si bien en la mayoría de las ocasiones las decisiones las toman los hombres, en los últimos 30 años las decisiones en las comunidades permanentes del Riscó han sido cada vez más tomadas por mujeres, ya que en tiempos de cosecha los hombres suelen migrar para realizar trabajos fuera de la comunidad. En esas ocasiones, las mujeres se hacen cargo de la casa y de la participación en las decisiones comunitarias.

El debate sobre el sentido de la democracia para las poblaciones indígenas del Valle del Riscó se realizó en cuatro mesas de trabajo estructuradas en torno de las siguientes preguntas:

  • ¿Qué entiendo por democracia?
  • ¿Siento que tengo democracia? ¿Tengo participación en mi comunidad?
  • En tanto que comunidad indígena, ¿fuimos consultados ante la toma de decisiones? ¿Quién nos representa?
  • ¿Qué efectos tendrá la reforma fiscal? ¿Perderemos nuestras tierras? ¿Cuánto costará conservarlas?

  1. Conclusiones
  • Es necesario formar una red de comunicación entre las ocho comunidades participantes de los diálogos sobre democracia, de actualización quincenal, sobre los temas relevantes para la comunidad - tierra, agua y derechos – y con la posibilidad de reunirse físicamente según la importancia del asunto a tratar.
  • Las autoridades que nos representan no nos dan participación ni información.
  • Debemos exigir rendición de cuentas a los diputados del circuito y nombrar delegados que puedan participar y actualizar a la comunidad en los temas más importantes para la comunidad indígena.
  • Construir alianzas con organizaciones de la sociedad civil a fin de actualizarnos en materia de derechos humanos, civiles y territoriales.
  • Hacer de la red de comunidades un espacio de información y actualización para la comunidad Ngöbe del Valle del Riscó.
  • Sin información no tendremos democracia y perderemos nuestras tierras.