CIVICUS en RightsCon2019!

Por Marianna Belalba Barreto y Belén Giaquinta

RightsCon TunisiaTodxs aquellos interesados en la interfaz entre derechos humanos y la tecnología sabrán que el mes pasado se celebró RightsCon 2019 en Túnez. Por primera vez la conferencia que reúne una mezcla extraordinaria de más de 3000 activistas, personas defensoras de derechos humanos, organizaciones de sociedad civil, sector privado (incluyendo compañías como Google y Facebook), donantes, emprendimientos sociales, expertxs en tecnología y humanistas, tuvo lugar en el Medio Oriente.

La celebración de una conferencia sobre derechos humanos de esta magnitud en un país parte del Oriente Medio y África del Norte es bastante significativo, ya que de acuerdo al CIVICUS Monitor,el espacio cívico se halla gravemente restringido en la región.

Este año CIVICUS participó activamente en varias de las 450 sesiones organizadas durante los 3 días de conferencia, y tanto el equipo del CIVICUS Monitor como la iniciativa Resilient Roots estuvieron presentes. Quieren saber cuales son nuestras reflexiones?

Por un lado, el CIVICUS Monitor participó en una sesión en alianza con RNW Media y activistas de Burundi, República Democrática del Congo y Libia. El objetivo fue intercambiar testimonios y experiencias de jóvenes activistas provenientes de países donde el ejercicio de las libertades fundamentales de asociación, protesta y expresión se encuentran seriamente restringidas. Con miras a promover y construir nuevas narrativas y espacios alternativos de activismo en contexto restringidos y sumamente polarizados, la sesión incluyó una breve descripción del espacio cívico a nivel global, seguido por testimonios y estrategias por parte de los y las activistas de los países mencionados.

En tiempos donde el activismo y el ejercicio de los derechos humanos se encuentra sumamente restringido en la mayoría de los países del mundo, según data reciente del CIVICUS Monitor, hace falta resaltar la resistencia y persistencia de activistas para ejercer estas libertades fundamentales, quienes a pesar del contexto hostil, de manera creativa buscan espacios alternativos para continuar su labor.

Resilient Roots, por el otro, organizó un taller interactivo sobre cómo crear lazos más fuertes con los grupos y personas para/con las que las organizaciones trabajan, a través de la rendición de cuentas. Uno de los (muy) pocos talleres en todo el programa, la sesión incluyó un breve mapeo de los grupos meta (stakeholders), seguido de una lluvia de ideas sobre cómo mecanismos de rendición de cuentas pueden ayudar a fortalecer estos lazos y generar más confianza en las OSC. También discutimos cómo una mejor rendición de cuentas contribuye al bienestar organizacional en un contexto donde las OSC están operando en entornos cada vez más hostiles.

La sesión formó parte del #Wellness track, o la rama de eventos centrados en el bienestar, tanto individual como organizacional, y la resiliencia del tercer sector. Incluso dentro de nuestra rama temática, quedó claro que Resilient Roots (y nuestro enfoque) realiza contribuciones importantes y muy necesarias al debate que existe en nuestro sector sobre la #RendiciónDeCuentas y la #Resiliencia.

A diferencia de aquellas sesiones enfocadas en la rendición de cuentas social (o de los gobiernos) o sobre la necesidad de tener una mejor rendición de cuentas en el sector privado - especialmente en relación al uso (o abuso?) de datos personales - Resilient Roots resaltó la importancia de la autocrítica para la auto práctica. Es decir, como los mecanismos internos de rendición de cuentas de las OCS también tienen que mejorar si queremos construir la legitimidad de nuestro sector, principalmente hacia las personas y grupos que se ven más afectadxs por nuestro trabajo (lo que se conoce como primary constituent accountability (PCA) por sus siglas en inglés).

Similarmente con la resiliencia, donde la mayoría de las sesiones capitalizaron en la resiliencia financiera de las OCS o la resiliencia (salud) individual del personal, faltó argumentar a favor de la resiliencia como práctica estratégica y organizacional para hacer frente a las amenazas de espacio cívico.

Principalmente, RightsCon nos sirvió para recordarnos, una vez más, de la importancia de seguir adaptando nuestra narrativa y ampliando nuestros diccionarios. Si nuestros objetivos incluyen crear espacios alternativos para el ejercicio de nuestras libertades fundamentales, entonces los lentes que usamos para entender los retos que hoy enfrenta la sociedad civil deben, y como resultado las estrategias que ideamos deben ser igual de flexibles.